Ramón Navarro dominó la ola tubular más grande en la historia de Fiji

  • Escrito por Mauro Vidal

“Lo que acaba de pasar es como ser testigo presencial de cuando el hombre llegó a la Luna”… Estas fueron las palabras con que Kelly Slater, once veces campeón mundial de surf describió la hazaña del surfista chileno.

Navarro dominó la que podría ser la ola tubular más grande de la historia. “No hay mejor ola en el mundo que la de Cloudbreak. Este día será recordado por siempre, es un honor estar en presencia de un océano haciendo esto”, agregó Slater en su cuenta de Instagram.

Para el surfista chileno y embajador de Patagonia, fue una suerte haber agarrado esta ola que venía persiguiendo hace más de 6 años. “Fue una experiencia increíble, un premio a todos los años de esfuerzo. Mi amigo de toda la vida Kohl Christensen fue quien me instó a esperar por dos horas a que llegara la ola más grande del día. Esperamos por casi dos horas. Tenía mucho frío y el resto de los equipos ya se habían ido cuando tomé esta ola histórica, la ola más grande que he visto en mi vida. Simplemente, hicimos historia”, concluyó un emocionado Navarro.

La técnica que utilizó para agarrar esta ola fue el Tow-in, una disciplina diferente al surf, al que no es muy aficionado. Esta consiste en que un chofer te empuja en una moto hacia la ola y el deportista va agarrando a una cuerda de unos siete metros. Luego se suelta como en un wake board para agarrar la ola. “No me gusta mucho esta técnica, pero igual fue bonito porque fue mi gran amigo Khol el que me llevo a lograr esta hazaña”, concluyó el embajador de Patagonia, Ramón Navarro.

Log in

create an account